fbpx
single-image

Chikungunya, el virus más temido del 2014

Chikungunya

Contagiado por un zancudo con horario de oficina

La Organización Mundial de la Salud define el virus como una enfermedad vírica transmitida al ser humano a través del mosquito. Durante el año 1952; Tanzania vivió por primera vez el brote del virus ARN del género alfavirus; enfermedad denominada con la palabra chikungunya que en el idioma kimakonde traduce “doblarse”; catalogada así en alusión al aspecto encorvado de los pacientes gracias a los dolores articulares que estos sufrían.

El virus chikungunya se ha detectado en casi 40 países de Asia, Europa y América.

El virus chikungunya es caracterizado por la aparición súbita de fiebre y dolor en las articulaciones; acompañados de otras molestias como fatiga, depresión, náuseas, sarpullidos, dolores musculares y migraña. El tratamiento para esta enfermedad puede hacer que los pacientes se recuperen, pero no ofrece una cura. El tratamiento se concentra en el alivio de los síntomas. En algunos casos; las dolencias en las articulaciones pueden permanecer de manera crónica.

A pesar de que la gravedad alarmante del virus no es frecuente; cuando los pacientes son niños, mujeres embarazadas o adultos mayores la enfermedad puede resultar peligroso e incluso mortal.

Contagio

El chikungunya se transmite por picaduras de mosquitos Aedes Aegypti y Aedes Albopictus infestados con el mal; manifestándose entre tres y siete días después de la picadura y durando entre dos y 12 días.

A pesar de que el chikungunya es transmitido por los mismos mosquitos que propagan el dengue y ambas presenten similares dolencias, debe saberse diferencias un padecimiento del otro, la intensidad del dolor en articulaciones y tendones es más fuerte en el chikungunya que en el dengue.

Signos de alerta

Entre las manifestaciones del chikungunya se encuentran la fiebre repentina, los dolores musculares, de cabeza y de articulaciones, nauseas, cansancio y erupciones cutáneas. El malestar en las articulaciones puede dejar al paciente prácticamente inmóvil y muy débil por la intensidad con la que se presenta, pero estos generalmente tienden a desaparecer casi por completo a los pocos días de haberse contagiado.

Más vale prevenir

Esta infección no distingue entre adultos y niños, y dependiendo de la situación, estado o condición del paciente, los síntomas serán más o menos severos. No dudes en resguarda tu salud y la de tu familia y sigue estas sencillas recomendaciones:

  • Elimina los principales hábitats de criaderos de mosquitos, siendo estos contenedores de agua, fuentes, goteras y agua estancadas.
  • Usa insecticidas en las superficies y alrededor de los contenedores donde los mosquitos puedan aterrizar, igualmente hazlo en los colectores de aguas tratadas para erradicar las larvas.
  • Usa mosquiteros en puertas y ventanas de las áreas de reposo y descanso de la casa.
  • Usa ropa que minimice la exposición de la piel a picaduras.
  • Ten siempre un repelente a la mano.

 

Publicado en Revista Arrocha

Panamá.

Septiembre 2014. 

You may like