fbpx

Cirugía Cenicienta: el procedimiento estético que promete «pies de princesa»

 Cenicienta

Cenicienta no pasó por tanto dolor

Durante mi primer mes en Arrocha, me tocó hacer un trabajo que me dolió completamente, desde las hebras del cabello hasta el dedo gordo del pie. Este trabajo trataba de la cirugía Cenicienta; en mi opinión, una verdadera atrocidad estética, y es que, ¿de verdad?, ¿hay gente que considera que necesita una liposucción de dedos? Y pensar que este es el menos doloroso de los tratamientos…

No les anticiparé más, léanlo ustedes mismos y den sus opiniones.

Abrazos,

Gen.

Al hablar de La Cenicienta inmediatamente se piensa en aquella romántica historia que todas en algún momento deseamos vivir; un cuento encantador en el que una joven humilde logra estar con el amor de su vida gracias a una hermosa zapatilla que dejó olvidada y que solamente calzaba en su perfecto pie; pero en la actualidad, este personaje de cuento de hadas solo actúa para darle nombre a una de las más dolorosas cirugías estéticas.

Los pies pueden quedar deformados de por vida si no se hacen los cuidados necesarios posterior a la cirugía.

La cirugía cenicienta, o plastia de pies como le llaman algunos; llegó al área quirúrgica para corregir específicas imperfecciones óseas del pie y subsanar su contextura, forma o apariencia; para que así esta importantísima parte del cuerpo luzca perfecta sobre un zapato de tacón alto creado por los más exclusivos diseñadores.

¿En qué consiste?

La cirugía de la cenicienta consiste en el alargado o recorte de dedos, raspado del exceso de hueso para moldear el pie, la remoción de callos o golpes y en ocasiones, aspirar el exceso de grasa del dedo para corregir su “obesidad”. Este procedimiento quirúrgico tomó gran auge en los Estados Unidos, pero rápidamente se hizo popular en el Reino Unido y otros países alrededor del mundo.

A pesar de que muchos cirujanos ortopédicos han difundido los peligrosos compromisos que incluye este procedimiento debido al grado de invasión que conlleva; las mujeres siguen anotándose a esta alternativa que busca amoldar el pie a un modelo de sandalia o zapatilla para que luzca cercano a la perfección.

cenicienta_pies
Cirugía Cenicienta llevada a cabo con éxito
Peligrosos riesgos

Especialistas en cirugía podológica advierten sobre los peligros que corren los pacientes al realizarse este tipo de cirugías; la operación puede salir mal y las consecuencias fatales pueden tener una vigencia permanente.

Uno de los mayores riesgos de esta cirugía es la pérdida permanente del movimiento de las articulaciones.

Dedos inmóviles, deformidad irreversible, articulaciones sin movimiento, pérdida de la estructura ósea podal e irregularidad en la forma característica del pie son algunos de los riesgos más graves que puede traer la cirugía como consecuencia perpetua.

Tendencia infundada

Datos aportados por especialistas en el área quirúrgica y social, señalan las cirugías en los pies surgieron a finales de la década de los noventa, cuando la serie de televisión Sex and The City cobraba auge y ganaba millones de seguidores en todos los países del mundo. El fenómeno de Carrie Bradshaw recorriendo Manhattan sobre unos lujosos y elegantes tacones de diseñador personificando la obsesión de las mujeres por los zapatos, fue el detonante para que miles de sus congéneres quisieran repetir la imagen luciendo unos pies bellos, sin ningún tipo de imperfecto. El glamour que destilaban las zapatillas y tacones de punta abierta que lucían en la serie fue suficiente razón para que una gran cantidad de mujeres estuviese dispuesta a atravesar por uno de los procedimientos más dolorosos que existen.

Publicado en Revista Arrocha. 

Panamá. 

Octubre 2014. 

You may like