fbpx

Conoce el idioma del color para acudir a tu entrevista de trabajo

Entrevista de trabajo

Si vas a una entrevista de trabajo, deja el chihuahua en casa

Ir a una entrevista de trabajo siempre causa ansias, no sabes qué ropa ponerte, no sabes que documentación llevar, a quién poner de referencias personales o qué decir cuando te preguntan tu «expectativa salarial«; pero hoy te ayudaré con el menor de los problemas: la ropa.

Tú sabes, es muy importante dar muy buena impresión, y eso lo logras con la ropa; que se los digo yo, que logré una buena impresión con la ropa y ahora se arrepienten de haberme contratado, jajajaja.

Acá les dejo un trabajo hecho para Arrocha sobre cómo vestirte para una entrevista laboral.

Apapachos,

Gen.

P.D.: puse una imagen de Legalmente Rubia porque me da demasiada risa cuando llega vestida de rosado y todo a su alrededor es gris. Ah, y por favor, su CV huele a perfume.

Te contactaron para un nuevo empleo; te gusta el trabajo y lo que te ofrecen, los nervios comienzan a atacar; “¡¿qué me pongo?!”. Si esto te ha pasado alguna vez, tranquila, te dejamos una serie de recomendaciones para que la primera impresión que des te asegure el éxito en cualquier empresa.

Clásico de poder

El tipo de empresa o compañía a donde va dirigido tu enfoque laboral delimitará mucho tu vestimenta para ese primer contacto con el cargo que deseas; en caso de que la organización que te citó para la entrevista sea de gran formalidad y seriedad; lo mejor sin duda es inclinarse por los colores y modelos clásicos de prendas de vestir.

Para estas ocasiones puedes optar por los trajes sastre de textura lisa y colores sobrios; negro, blanco, o beige serán los mejores colores para presentarte en época veraniega y calurosa; en caso de que la oportunidad llegue hacia los meses más fríos del año, el gris, azul y negro pueden acompañarte con poderío. Combina estos trajes con blusas o camisas de colores pasteles llamativos, accesorios discretos y tacones unicolores. La camisa con la que acompañes el traje no debe mostrar escotes pronunciados.

Comodidad y confianza

Los pantalones de vestir son un infaltable en el armario de toda mujer; y puede sacarte de un aprieto cuando te contacten para una entrevista sin mucho tiempo de anticipación. Un pantalón unicolor de textura lisa lucirá perfecto con una camisa o blusa sencilla de colores neutros. Concluye tu vestimenta con accesorios sencillos y tacones que combinen pero no resalten.

Evita el uso de sandalias en estos eventos empresariales, restarán seriedad a tu argumento profesional.

Femineidad desprendida

Si la empresa a la cual vas a asistir como candidata a un cargo no es tan formal; las faldas entalladas a la rodilla pueden otorgarte un aspecto serio y relajado sin prescindir de la femineidad. En colores neutros y oscuros como el gris marengo, azul marino o negro serán las mejores opciones para combinar con blusas o camisas de colores enérgicos; que podrás combinar con accesorios sobrios y zapatos unicolores brillantes o mate. Elige entre faldas plisadas o corte lápiz.

Seriedad y prudencia

Los vestidos no son las mejores opciones para lucir en entrevistas de trabajo; pero, en el caso de que sea tu única herramienta hay algunas consideraciones de quedes tomar en cuenta. Lo principal es no mostrar de más; escotes muy pronunciados o vestidos muy cortos te llevarán directo a la lista de descartados; al usar un vestido para asistir a un primer encuentro con representantes de una empresa procura que la prenda a usar sea de color neutro, sin escote y por debajo de la rodilla, de textura lisa que puedas combinar con accesorios sencillos y tacones discretos.

Pantalones cortos y escotes pronunciados no son opciones factibles para acudir a una entrevista laboral.

Maquillaje complementario

Es importante destacar que el maquillaje que te aplicarás para combinar con cualquiera de estas opciones debe ser muy ligero; maximizando el uso del color nude. Base, polvo, un poco de color en tus mejillas y labios y máscara para pestañas será suficiente para impactar.

La discreción en el maquillaje es lo más recomendado para evitar que toda la atención de la persona que entrevista se pierda en el aspecto de tu rostro; recuerda que lo más importante es destacar tus cualidades profesionales y tu seriedad.

Comunicación de los colores

Los colores tienen el poder suficiente para hablar por sí solos durante una entrevista de trabajo:

  • Negro: es el color principal al pensar en una formalidad, pero usarlo en exceso puede darte un aspecto fúnebre, úsalo en faldas o pantalones y combínalos con blusas o camisas en colores que contrasten y otorguen luminosidad.
  • Azul marino: es el color más seguro en el ámbito profesional, un tono que sugiere integridad y profesionalismo, favorece a cualquier tono de piel. Combínalo con colores vivos para evitar la imagen aburrida que puede producir.
  • Gris marengo: uno de los tonos de mayor distinción, ideal para usarlo en faldas o pantalones  combinarlos con tops o blusas blancas.
  • Blanco: un color de pureza y elegancia, lo mejor para indicar que no hay nada que esconder.
  • Rosado: en una gama sutil y combinado con accesorios sencillos puede destacar la confianza.

 

Publicado en Revista Arrocha. 

Panamá. 

Octubre 2014.

You may like