fbpx

¡Los 30 años son los nuevos 20! Disfrútalos como se debe

30 años

Que los 30 son los nuevos 20, pero no te emociones

Recientemente, una amiga cumplió 30 años, y no puedo evitar filosofar sobre esta edad. Podría comentarles en un siguiente post, mientras tanto, les dejo este trabajo que hice para Arrocha sobre los «NO después de los 30».

Espero que les sirva a las que ya llegaron al tercer piso y a las que están por llegar.

Abrazos,

Gen-

Los 30 son los nuevos 20, así dicen ahora al llegar al popular tercer piso; una década temida para muchas pero que puede disfrutarse de la juventud que aún se conserva con solvencia financiera; la madurez suficiente para enfrentarse a los nuevos retos que se presenten sin la ayuda paternal y con la suficiente libertad para vivirla a plenitud. Pero a pesar de que en esta etapa todavía se goza de una clara juventud y lozanía hay algunas pequeñas cosas que sería mejor dejarlas para las niñas de veintitantos.

Acciones al vestir

Es importante vestirte de acuerdo a tu edad; no peques de inocente con tu estilo que pueda hacerte lucir como una viajera del tiempo.

Respeta tu talla: en muchas ocasiones, al pisar los 30 las mujeres suelen obsesionarse con la conservación de la figura y la apariencia; si estás dedicada a perder esos kilitos de más que te atormentan pues asiste al gimnasio regularmente; sigue un plan de dieta y tómatelo con calma; el peso no se perderá de un día para otro, así que no uses prendas de menor talla que la tuya, puedes obtener el resultado contrario, luciendo muy ajustada y por ende con sobrepeso.

mujeres

No exageres con los accesorios y brillos: usa los accesorios brillantes solo como detalle para darle un toque elegante y femenino a tu forma de vestir, nunca combines prendas brillantes con accesorios muy llamativos; llamarás la atención pero no precisamente de la forma que quieres.

Razón y madurez

Las acciones y actitudes que tendrás ante la vida deben estar en sintonía con tu edad; pasa la página de los 20 y emprende un nuevo camino hacia los 30; uno en donde reacciones con conciencia y criterio.

Cambiar constantemente de trabajo: lo mejor a los 30 es mantener una estabilidad laboral; desempeñándote en un cargo en el que tengas oportunidad de ascenso o trabajando arduamente para obtener el capital que deseas para emprender en un negocio propio. Quizá durante tus 20 cambiabas de trabajo cada cuatro meses para obtener experiencia o porque te aburrías rápido de tus funciones; pero recuerda que ahora eres tú la responsable de tu estabilidad económica.

Lleva tus 30 años con dignidad y no tengas miedo de atreverte a vivir nuevas experiencias y emociones.

Salir con veinteañeros: el proceso de madurez de los hombres es más tardío que el de las mujeres, por lo mismo; las mujeres generalmente suelen tener de pareja a hombre un par de años mayor que ellas, pero, cuando pasa al contrario puede resultar una relación ardua, agotadora y sin ningún tipo de beneficio. Mientras tú buscarás formar tu propio hogar; un veinteañero seguirá con la idea de disfrutar su “juventud”.

Quitarte la edad: nada mejor que la dignidad con la que se lleva la edad y mejor si no la aparentas. No ocultes tu edad y vive cada año a plenitud y con emoción; nada de quitarse dos años, responde con orgullo cuando te pregunten qué edad tienes.

Asume tu edad con orgullo y estilo, ejercítate regularmente y vístete como te guste y te sientas cómoda.

No controlar las emociones: la madurez de los 30 debe estar presente en cada aspecto de tu vida, así que, al enfrentar una situación que te provoque una emoción fuerte no dudes en respirar y calmarte, evitando tomar decisiones precipitadas que pueden hacerte perder oportunidades y posibilidades. Aprovecha las experiencias obtenidas de tus primeros 29 años para saber cómo actuar y reacciona.

Los nuevos 20

Anteriormente, a los 20 años de edad las mujeres comenzaban su vida en familia, concebir hijos y atender a sus esposos como la esposa perfecta que trabajaban por ser. En la actualidad, nada está más alejado de la realidad, esta generación está más enfocada en retrasar las metas familiares para obtener las fijadas en el ámbito laboral y profesional, emprendiendo, estudiando o innovando, factores que hace que la década de los 20 años se convierta en un trabajo de planificación de futuro y cumplimiento de expectativas. Aprovecha la libertad que te dan los 30 años a nivel económico y personal para llevar a cabo acciones que quizá no pudiste disfrutar a los 20, planea viaje con tus amigas, ve de compras, invierte en entretenimiento, vive sin temor la juventud que aún posees.

Publicado en Revista Arrocha. 

Panamá. 

Octubre 2014.

You may like