fbpx
single-image

Cromosomos: artes plásticas que despierta amor por los colores

Si de artes plásticas se trata, me inclino por el color

Este es, sin duda, uno de mis trabajos favoritos. Trabajar en El Sol me dio la oportunidad de conocer un poco de artes plásticas, y éste señor fue mi artista favorito.

Se trata de Antonio Ianecce, un italiano que se mudó a la isla de Margarita hace casi 30 años y desde entonces, se ha dejado llevar por los colores del caribe para hacer unos cuadros ma-ra-vi-llo-sos, yo los quería todos. No es solo es bello su arte, su personalidad también, es de esas personas con las que puedes hablar toooodo el día y no te aburres porque siempre tiene algo interesante qué contar.

Espero que disfruten leyendo este trabajo tanto como disfruté yo haciéndolo.

La palabra «cromo» puede tener más de un significado, dependiendo del contexto en el que sea empleada. Puede significar «cuerpo», como también ser sinónimo de color. En este caso, el artista italiano Antonio Iannece se refiere al cuerpo y al color en su exposición «Cromo-Somos«.

«Cromo-Somos» es una exposición en la cual el color es protagonista: formas, líneas y símbolos se fusionan en múltiples tonalidades para dar vida a creaciones enérgicas, capaces de llamar la atención hasta del menos afín a las artes plásticas. La muestra consta de aproximadamente 30 cuadros, todos elaborados en pintura acrílica sobre tela; algunas piezas son exhibidas en forma de pendones que fueron elaboradas en tela de lona.

Detrás del concepto

El historiador de arte Carlos García fue el encargado de hacer la descripción de esta muestra, en la que manifiesta que las composiciones del artista se tratan «también de una búsqueda espiritual, un retorno a las formas primordiales, casi celulares, cromosómicas». Esta síntesis de las obras que se pueden apreciar en la casa de la cultura Monseñor Nicolás Eugenio Navarro, surgió luego de una cálida y extensa conversación entre el historiador y el artista responsable de estas piezas de luz.

Iannece comenta que al crear, tiene la sensación de conectarse con un río o fluido, donde se encuentra con artistas del pasado, del presente y hasta del futuro, cargándose de energía para hacer arte, de este núcleo parte la idea del historiador Carlos García de bautizar a la exposición bajo el nombre de «Cromosoma«, como alusión al ADN y código genético, cuerpo y color del que todos los humanos son dueños; sin embargo, Eliana, hija del artista, sugirió que el nombre fuese «Cromo-Somos», Iannece quedó encantado y decidió otorgarle este juego de palabras como título, gracias al peso que radicaba en su sentido.

Afinidad con las artes

Antonio Iannece confiesa que desde siempre ha sentido esa afinidad por las artes. Dibujar y pintar fueron actividades que realizaba desde la infancia. Esta conexión artística lo llevó a estudiar artes en Nápoles, Italia, pero por «circunstancias de la vida», como dice el artista, se dedicó a otras cosas, dejando a un lado su trabajo en la pintura a tiempo completo, por lo que actualmente está feliz de haber retomado su expresión artística ahora de forma seria.

Todos los cuadros expuestos están disponibles para la venta, la información se puede obtener a través de las oficinas de la casa cultural donde reposa la exposición; de igual forma, el catálogo de cuadros puede visualizarse digitalmente a través su cuenta en la red social Instagram: CromoSomos.

Margarita

El artista, originario de Italia, llegó a Venezuela con solo un año de edad. Luego de vivir 10 años en este país, regresó a su tierra natal, sin olvidar las bellezas de la nación caribeña que lo recibió siendo tan solo un bebé. En 1984, Iannece regresa de manera definitiva a Venezuela, residenciándose en Cumaná, pero en 2003, el atractivo de la Isla lo incitó a venirse a Margarita para radicarse permanentemente.

Agradecimientos

El artista no deja de agradecer a la Casa de la Cultura Monseñor Nicolás Eugenio Navarro por el apoyo brindado, así como también a la jefa de Programación Cultural de la institución, Alcira Hernández, por la constante colaboración.

Y, como muestra de la gratitud para con los observadores y consumidores de arte que se han acercado a disfrutar la exposición, el artista estará sorteando una de sus obras entre todos aquellos que se apunten, por un costo de tan solo 300 bolívares. Para formar parte de este sorteo deben comunicarse con el señor César Avilán: 0424-844.7449 o con Marta Moser: 0414-092.2176.

Foto de Tanya Millán.

You may like