fbpx
single-image

10 comidas que amo en Chile y por las que pido perdón a mis raíces

Simón Bolívar no nos libertó para ser traicionado por comidas

Bueno amigos, hace ya año y medio que me fui de Venezuela; de todo ese tiempo, un año entero lo llevo viviendo en Chile, y en éste país me he enamorado de cosas por las cuales, tengo que pedir perdón todas las noches antes de dormir, porque es una falta de respeto a mis tradiciones.

Me refiero al tema de las comidas; y es que tengo claro que nada NADA se compara con una cachapa, con una hallaca y hasta con la mismísima arepa, pero de verdad, aquí se comen unas cosas que son demasiado deliciosas, y para nadie es secreto que yo amo comer, esta información es avalada por mi pancita.

Por eso les dejo las 10 comidas que conocí aquí y que más disfruto comer. Esto, claramente, aparte de mi arepita por la mañana, mis tequeñitos en las fiestas, mis empanaditas en juntas con amigos y otras cosas más.

1.- Pan amasado con pebre

Podría comer ésto todos los días, no me importa que después que el carbohidrato posea mi cuerpo y no lo deje escapar. El pan amasado es un pan, suavecito, gordito y como con un ligerito sabor a mantequilla, es el alimento del alma y espíritu, si lo comes caliente, sientes que ya lograste todo en la vida y puedes partir en paz.

Por otra parte, el pebre es como una especie de pico e’ gallo; un picadillo de tomate, cebolla y cilantro, todo aderezado como si fuera una ensalada. Dios mío, lo amo.

Perdóname Cachito, te he fallado.

2.- Choripanes

Esto no es más que el tradicional pan con chorizo, el que en Venezuela uno le pone hasta mal de ojo. Aquí es más simple, no más se toma una fracción de marraqueta, le pone su choricito, un poquito de pebre y ya: delicioso. También influye el hecho de que hay un montón de variedades de chorizo, pues. #Upa.

3.- Helados Savory

Estos helados son los mejores que he probado en mi vida (si hablamos de helados industriales, claro está). Son súper cremositos y vienen en unos sabores geniales. Mis favoritos: tres leches y Crocanty (éste tiene una capa de chocolate y arroz inflado encima, es como helado con Cri-Cri).

Efe, Tío Rico…, lo siento, no merezco vuestro perdón.

4.- Ramitas 

Mi chuchería favorita en éste país, son palitos de trigo y ya, eso es todo, pero son tan adictivos, no sé que le ponen…, a mi me fascinan los de queso, y que me queden todos los dedos embarrados por el queso es de los más asquerosos placeres.

Sé que te avergüenzo, Súper Popy, pero perdóname. Vives aún en mi corazón.

5.- Alfajores

Ya a mi me gustaban los alfajores de por sí, con los que crecí pues, los de arequipe con coco. Pero acá, de esos se consiguen muy poco. Los que se encuentran aquí, la mayoría de las veces vienen cubiertos de chocolate, rellenos de arequipe, arequipe con chips de chocolate, fresa, frambuesa…, ay no, los amo.

6.- Empanada de camarón con queso

Estas se comen en la costa. Donde yo las he comido son realmente de camarón con queso, no de queso con dos camarones como uno está acostumbrado. Estas parecen más bien un pastelito, porque son hechas de harina de trigo, rellenas con un montón de queso chanco y bastante camarón, además, son como del tamaño de una mano. Sin duda, es lo mejor de ir a la playa.

Pero nada como el Caribe, bb.

7.- Terremoto

Yo muy poco bebo, pero ésto podría pasar todo el día tomándolo. Es un trago tradicional de las fiestas patrias (18 y 19 de septiembre), pero naaaaa’ guará, es súper rico. Está hecho de vino pipeño con helado de piña y granadina. Es un rasca bobo, yo me tomé dos para las fiestas patrias y quedé bailando como trompo.

Lo lamento por el anís con yogur.

8.- Sushi

Yo sé que esto no tiene nada que ver con las tradiciones chilenas, pero fuera de juego les digo: a mi en Venezuela el sushi me parecía terrible. Lo probé en dos oportunidades allá y en ambas ocasiones me dió náuseas. Luego me invitaron una vez a comer sushi en Bogotá, allá comí temporizado y no me gustó mucho, preferí el que se estaba comiendo uno de mis amigos, que tenía plátano.

Cuando llegué a Chile, lo probé en una discoteca, que lo estaban dando como pasapalo y me pareció bien, luego lo probé en un Baby Shower, donde lo hizo una de las tías del bebé que iba a nacer y me pareció mejor, me los comí casi todos. Después de eso no hubo vuelta atrás, casi todos los locales de sushi de Santiago me tienen registrada como socia.

9.- Asado
Comidas
Asado dieciochero

Aquí llegan a otro nivel al hacer parrilla, no es como en Caracas que uno pone a macerar sus humildes bistecitos en condimentos, sazona sus alitas de pollo y monta sus bollitos con salsa de tomate para acompañar. Aquí se toman en serio la parrilla; esta es de las mejores comidas, donde el protagonista es EL pedazo de carne, un corte suavecito, casi que sin nervios ni grasa, que uno puede picarlo hasta con un cuchillo de mesa.

Es sensacional, lo más cumbre es que solo lo condimentan con sal, que se la echan mientras se está asando. No pasan por todo ese protocolo que tiene uno al hacer parrillas.

Olvídense de La Estancia, el Brasero Grill y esas otras cosas.

10.- Completo italiano
Comidas
Completo italiano

Ok, lo confieso. AMO LOS COMPLETOS. Pido disculpas públicamente a «El Carrito de Drácula» en Plaza Venezuela, donde venden (o vendían, no sé si siguen allá) los perros calientes más sabrosos de Caracas.

El completo me hace demasiado feliz; éste es un perro caliente al que solo le ponen tomate picadito, mayonesa casera y aguacate triturado. Eso es lo único que tiene, pero me encanta, y si le ponen ají chileno, mejor aún.

Se llama «italiano» o «completo italiano» porque el completo normal lleva una cosa llamada chucrut, que es repollo encurtido; en cambio el italiano, con los tres ingredientes que les dije arriba, tiene los colores de la bandera italiana. Si es por eso, se pudo haber llamado «mexicano», pero ajá.

Estas son las 10 cosas que más me gustan de acá, hay varias más, pero después les hablo de eso. Claro está, nada como la empanada de uno y la cachapa, eso no tiene comparación.

Y a ustedes, ¿cuáles son las comidas que más le gusta del país al que emigraron?

Me dejan la respuesta en Facebook. 

You may like