fbpx
single-image

Tuve una pesadilla: soñé que estaba en Venezuela

Al parecer, se llama «estrés postraumático» y no soy la única que lo está pasando

Hace casi tres meses que vengo teniendo constantes pesadillas con Venezuela, la situación es la misma en todos los sueños: estoy allá.

En la mayoría de los casos estoy como perdida en Caracas, sin saber que hacer en la ciudad en la que nací pero que tanto ha cambiado desde que me fui.

En estos sueños, soy yo de vuelta en el país luego de vivir dos años fuera, pasando por situaciones cotidianas que ya no sé como manejar.

  • Los apagones me toman de sorpresa estando sola en la calle de noche.
  • Desesperación al esperar a alguien en algún punto en encuentro.
  • Me da miedo sacar el teléfono en el metro.
  • Camino rápido por la calle evitando que me roben.
  • No poder encontrar las medicinas que necesita un familiar.
  • Entro en colapso nervioso al montarme en una camionetica.
  • Temor al ver gente corriendo y gritando en vagones del metro.
  • Y en algunos casos más especiales, estoy en Margarita encerrada en un cuarto sin poder salir, sin poder llamar a mi familia o sin poder comer.

Entre otras cosas que me generan más ansiedad.

Estos sueños suelen ser bastantes desesperantes, en ellos grito, lloro, pierdo la fe, tiemblo de miedo y hasta sudo de los nervios. Pensé que esto me pasaba a mi como una reacción inevitable a lo que me cuenta mi familia de cómo está la situación por allá, creí que ese terror se instalaba en mi subconsciente y me perseguía por las noches. Pero resultó que no soy la única que está pasando por esto.

Un día llegué a la oficina con mucho sueño, luego de pasar una noche horrible en la que soñé que había un apagón en el metro mientras yo estaba esperando a mi hermana para ir de Chacao a Propatria, como necesitaba comentarlo con alguien, llegué directo a contarle a mi compañera de trabajo que también es venezolana.

Daniela, últimamente he tenido pesadillas con Venezuela y no he podido dormir bien. Es horrible, le dije.

Se llama estrés postraumático. Johnny y yo ya pasamos por eso. Me contestó ella.

Johnny es otro compañero que también es venezolano.

¿En serio?, pregunté viéndolos a los dos.

Sí, en serio, dijo Johnny. Es algo similar a lo que les pasa a los soldados sobrevivientes de la guerra, a pesar de haber sobrevivido, quedan marcados con esas situaciones en el subconsciente, siguió diciendo.

De hecho, puedes preguntarle a cualquier otro venezolano que conozcas, es posible que te diga que está pasando o pasó por eso también, agregó Daniela.

Me quedé perpleja, pueden pensar que soy ignorante, pero jamás se me hubiese ocurrido esto. Y tenía sentido lo que me decían, pero, ¿después de cuánto tiempo es que empieza a pasar? Tener una respuesta en ese momento era muy difícil. Lo único que podía hacer era leer sobre el tema.

Síndrome de estrés postraumático: el síndrome de estrés postraumático es un trastorno psiquiátrico que aparece en personas que han vivido un episodio dramático en su vida (guerra, secuestro, muerte violenta de un familiar…). En las personas que lo sufren son frecuentes las pesadillas que rememoran la experiencia trágica vivida en el pasado.

Fue parte de lo que encontré en el internet al buscar información sobre lo que me habían dicho.

Pasaron unos días cuando encontré en Twitter un usuario que se había recién mudado de Caracas a Santiago.

«Tuve una pesadilla con Venezuela, ¿ya cuenta como estrés postraumático o todavía no?»

Cuando lo leí confirmé lo que había conversado días antes con mis compañeros de trabajo, y descubrí que puede que no haya un tiempo estipulado para que comience a pasar.

Al día de hoy no le he preguntado nada de esto a ningún psicólogo, sería interesante consultar a ver que me dice. Mientras tanto, quería compartir esto con ustedes porque realmente yo no sabía que esto podía pasarnos a toda una comunidad: la comunidad migrante que salió huyendo de Venezuela por la crisis que parece empeorar conforme pasan los minutos.

También es una pesadilla que el país dónde nacimos, vivimos los momentos más bonitos y de dónde atesoramos los más bellos recuerdos ahora sea motivo de noches en vela sin dormir, tanto para los que nos fuimos como para los que se quedaron.

¿Ustedes han pasado por esto? Me gustaría saber sus historias.

You may like